Doral: Una ciudad con aterosclerosis en su tránsito

Doral posee un magnetismo mágico para aquellas familias latinoamericanas que buscan un mejor futuro para su proyecto familiar, donde pueden garantizarles a sus hijos excelente educación con clasificación tipo (A) en la gran mayoría de sus colegios, lo estratégico de su ubicación en las cercanías al aeropuerto más importante del sur de la Florida y la flexibilidad que representa para la mayoría de los recién llegados de habla hispana la facilidad de adaptarse con mayor empatía
del idioma y costumbres a este gran país.

Sin embargo, la ciudad del magnetismo mágico se consume gran parte del tiempo útil de sus habitantes en un tráfico infernal y la mayoría de las autoridades del sur de la Florida escurren su responsabilidad del problema señalando, que es un problema de toda el área, evitando de esa forma asumir su responsabilidad de garantizar, en su oficio de líderes, un plan de desarrollo de la ciudad; donde la densidad poblacional por milla cuadrada y la frecuencia de circulación vehicular pueda ser soportada por sus vías de tránsito diseñadas. Inclusive algunos defensores a ultranza del crecimiento anárquico de esta ciudad se atreven a comparar nuestro tráfico con el de ciudades como Nueva York u otras grandes metrópolis con realidades nada comparables con la nuestra y, otros más arrojados te responden diciendo “¿sabía usted que algunas vías son de la ciudad y otras del
condado?”
. ¡PURAS EXCUSAS!

Nuestra ciudad, cuyos límites al este y oeste están enmarcados por dos grandes autopistas, es un corredor vial que aumenta el paso de vehículos atravesando nuestra ciudad de extremo a extremo y a esto debemos sumarle los vehículos que ingresan a Doral por motivo de trabajo y por supuesto, el volumen de automóviles que representan nuestros casi 70.000 habitantes en sus requerimientos de movilidad diaria. Tampoco podemos dejar de contabilizar los carros que atraviesan nuestra ciudad para evitar el costo de peajes que representa rodar por la autopista.

Sin embargo, tenemos varias opciones que pueden aliviar nuestra circulación y para ello quiero usar el termino de aterosclerosis vehicular para poder atacar los puntos de obstrucción de nuestra ciudad que hoy generan obstrucción en sus principales avenidas.

Nuestra ciudad puede mejorar sustancialmente su transito revisando todos y cada uno de los puntos que, por su actual diseño, son puntos de obstrucción. Aunque no todos podrán reformarse, una gran mayoría pueden y deben ser replanteados para aliviar la circulación sobre todo en los horarios más congestionados nuestra movilidad.

Zonas de apilamiento para cruzar en los semáforos

Es sorprendente como algunos semáforos o cruces de las vías más importantes de nuestra ciudad solo cuentan con espacio para cuatro o seis vehículos en la zona de apilamiento para el cruce, ocasionando de esta forma que, una vez saturado el espacio de apilamiento por los vehículos para realizar el cruce, se tranque la arteria principal.

Les voy a citar un par de ejemplos de los muchos que existen en nuestra ciudad: Ubiquémonos en el cruce de la avenida 107 con calle 58 en dirección norte-sur donde usted cruza al este. El canal izquierdo de la Av. 107 se congestiona porque en la zona de apilamiento para cruzar en dirección al este sólo caben seis vehículos, espacio que no soporta la cantidad de autos con intención de cruzar y no tienen otra opción una vez se llena, que esperar sobre el carril izquierdo de la Av. 107 obstruyendo de esa forma el tránsito para aquellos que van en sentido norte- sur, paralizando la circulación de esa vía en un 50%, ya que es una vía de dos canales. Todos los que pasen por ese cruce en horario de congestión, recordarán este artículo con frescura.

En tal sentido, este cruce junto a otros 17 cruces de la ciudad deben ser revisados y rediseñados para evitar los estancamientos que se generan en los cruces por la aterosclerosis que generan los espacios de apilamiento no calculados adecuadamente en la en la mayoría de los cruces.

Cruces sin zonas de apilamiento para cruzar

A lo largo de nuestra ciudad, existen cruces en los cuales los vehículos que desean cruzar deben esperar sobre el mismo canal de circulación hasta que la luz verde les otorgue la oportunidad de hacerlo, y ello ocasiona un congestionamiento sobre la vía principal de circulación.

Me voy a referir al mismo cruce de la Av. 107 con calle 58 pero en dirección sur-norte. Todos los vehículos que transitan en esa dirección y desean cruzar al este, deben esperar sobre el canal derecho cuando la calle 58 está llena, paralizando el tránsito de aquellos que desean continuar en sentido norte-sur sin cruzar al este, disminuyendo en un 50% el tránsito de la vía en sentido sur. Este punto de obstrucción podría evitarse creando una zona de cruce con apilamiento para aquellos vehículos con interés de cruzar al este.

Quiero invitar a todos los lectores de este prestigioso medio a fotografiar y
reportar con los hashtags #doraltimes-transito #obstrucciones-doral todas las zonas de obstrucción de tránsito que consideren puedan tener una modificación que mejore la circulación y lo acompañen con una breve reseña de la ubicación para poder documentar todas estas soluciones en pro de una mejor ciudad para todos.

Estoy seguro que trabajando en equipo lograremos objetivos comunes y
podremos construir una mejor ciudad para todos.
¡NO ACEPTEMOS EXCUSAS!

José Lorenzo
Instagram

Anuncios