Se suicidó coronel venezolano acusado de represor

Militar Venezolano

Con su arma de reglamento a un lado, sentado en el sanitario y sangre en las paredes, así encontraron al coronel Robert Peralta Echenique, quien decidió acabar con su vida asestándose un disparo en la cabeza dentro del baño del destacamento que un día lo vio como un hombre de carácter.

Se supo que el funcionario de alta jerarquía se presentó en la sede del Destacamento 113 de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), ubicado en el municipio Cabimas, con la finalidad de retirar su pistola del Parque de Armas, debido a que hoy se reintegraría a sus labores, después de un reposo domiciliario que tuvo por problemas de salud.

Luego de tomar la pistola de reglamento, marca Brownings, modelo PGP, calibre 9mm, con nueve cartuchos de balas, solicitó el baño del dormitorio del comandante de la Unidad Táctica, y allí se propinó el disparo, indicaron fuentes castrenses.

Recordado como represor

EL coronel Peralta es resaltado por algunas personas como un represor y torturador de venezolanos durante las protestas que se presentaron en el país en contra del régimen de Nicolás Maduro.