País a oscuras: El abandono del sistema eléctrico venezolano

Venezuela pasó varios días en oscuridad total

Marzo trajo consigo una serie de eventos impactantes para Venezuela. A la delicada situación económica, política y social que atraviesa el país, además se suma una peligrosa crisis energética que marcó su inicio desde el jueves 7 de marzo. Alrededor de las 5:00 de la tarde, un apagón general dejó a los 23 estados de la nación caribeña sin suministro eléctrico.

Las políticas del Estado venezolano desde el año 2010 llevaron a una disparidad entre la oferta y la demanda eléctrica. Así como la saturación de las líneas de transmisión, sobrecargando el sistema y haciéndolo insuficiente ante bajos niveles de agua en el Embalse del Guri, encargado de generar entre el 70 y el 80 por ciento de la energía total del país.

Pero el ya lastimado sistema de alta tensión, además ha sido abandonado a nivel de mantenimiento. Expertos de la Corporación Eléctrica Nacional informaron que el apagón que se duró cinco días en Caracas -más de dos semanas en otros estados del país- con fallas posteriores continuas, se debió a que una de las líneas se sobrecalentó tras varios incendios forestales, comunes en esta época del año. Las subestaciones y áreas adyacentes no habían sido podadas, convirtiéndose en focos de fuego. Estos tuvieron lugar entre Guri y las subestaciones Malena y San Gerónimo B, causando daños a las líneas de 765 kilovoltios y disparando los sistemas de emergencia, que no pudieron ser manejados por falta de pericia.

Pronto, los jerarcas chavistas esgrimieron la teoría del sabotaje como justificación al apagón. Jorge Rodríguez afirmó que se trató de un ataque cibernético perpetrado por el senador republicano por Florida, Marco Rubio. Pero esto fue rápidamente desmontado debido a que el sistema que opera Guri no está conectado a ninguna red y todas las instalaciones están fuertemente custodiadas por militares.

El apagón dejó tras de si, a millones de personas sin acceso al agua y la alimentación. Mucha comida se dañó dentro de las neveras descongeladas. De igual manera, debido a la escasez de papel moneda y a la poca conectividad telefónica se hizo imposible realizar transacciones comerciales en bolívares. Comercios de varias ciudades comenzaron a cobrar sus productos en dólares.

 informó la ONG Médicos por la Salud, una organización que se encarga desde hace cinco años de registrar las deficiencias que hay en los 40 hospitales más importantes del país.

Asimismo se contabilizaron 21 muertos en centros de salud, según la ONG Médicos por la Salud, una organización que se encarga desde hace cinco años de registrar las deficiencias que hay en los 40 hospitales más importantes del país.

Cacería de brujas

Durante el incidente, las fuerzas policiales de Maduro realizaron detenciones. Dependiendo de la fuente la cifra de detenidos varía entre las 250 y las 300 personas. Entre ellos, personas que salieron a protestar por la carencia de servicios, periodistas y saqueadores. Estos últimos, en su mayoría en el estado Zulia. Uno de los más afectados por la falta de suministro desde hace varios meses.

Entre los detenidos resalta Luis Carlos Díaz, periodista y defensor de los derechos humanos. Este sería secuestrado y acusado de instigación para delinquir. Fue liberado con privativa de abandonar el país y de participar en manifestaciones públicas. De igual forma se reportó la detención arbitraria de Geovany Zambrano Rodríguez y otros trabajadores de Corpoelec Guayana, acusados de sospecha de sabotaje.

El país siguió sufriendo fallas eléctricas por el resto del mes, desde el día en que se restableció casi totalmente el suministro. Pero el lunes 25 se reportó un nuevo apagón generalizado. Este duraría hasta el miércoles 27. A pesar de que este no generó los estragos del primero, dejó abierta la duda si esto continuará ocurriendo y cuánto tiempo más podrá resistir el pueblo venezolano sin energía.

Anuncios
Etiquetado con: