Senadores republicanos mantienen su lucha por una Venezuela libre

La lucha por recuperar la libertad de Venezuela tiene el apoyo de muchas personalidades dentro del Partido Republicano. El pasado viernes 3 de mayo, los senadores Rick Scott, Rafael Díaz Balart y Marcos Rubio estuvieron presentes en una reunión con la comunidad venezolana para discutir la crisis por la que está pasando en estos momentos.

Durante el mismo manifestaron su apoyo al gobierno del presidente interino, Juan Guaidó, así como su posición con relación a la dictadura establecida a raíz de la usurpación que hizo Nicolás Maduro.

Durante su intervención, Díaz Balart señaló a Cuba como el gran responsable no solo del mal que está inoculado en Venezuela, sino también de las actividades y movimientos antiamericanos  y antidemocráticos. Señaló como prueba de esto el apoyo brindado a la organización terroristas las Farc y a los gobiernos represivos de Bolivia y Nicaragua.

Ante esto, su postura sobre el destino del expresidente fue claro: “La dictadura de Maduro debe irse para que el pueblo venezolano pueda comenzar el proceso de reconstrucción de su país y para proteger los intereses principales de seguridad nacional en nuestro hemisferio»

Por su parte, Scott aseguró que la dictadura no tiene credibilidad en estos momentos y su círculo íntimo está conspirando en su contra a pesar de toda la apariencia de fuerza que pueda estar mostrando en estos momentos.

Finalmente, Marcos Rubio recordó que, a pesar de que el régimen está consciente de estar perdido, la lucha que se lleva a cabo es pacífica y de desobediencia civil donde “la única batalla que ganan es la última”. Para ello recordó la lucha de Martin Luther King, cuya causa pasó por innumerables protestas donde sus partidarios eran agredidos por los cuerpos de seguridad y al final ganaron.

Asimismo, señaló que esto que está ocurriendo no es para quitar simplemente a Maduro, sino para recuperar el orden democrático y constitucional para regresar a la democracia. Es por ello que instó a vencer el enemigo más duro que tienen ahora los venezolanos, que no es Cuba ni Rusian, sino la desesperanza.

“Esa es la estrategia de ellos. No lo hagan. No hay manera de que este régimen sobreviva. Y cada día la presión se incrementa. Algunas de estas sanciones tenían que pasar noventa días para que se aplicaran. Por eso les digo: por favor, sigan. Esta estrategia está funcionando y si al final del día hace falta algo más, eso va a pasar”, dijo.

Anuncios
Etiquetado con: